¡Qué buen naranjo del Uco…!

427

Los hacedores de vino argentinos, los winemakers que les dicen, hace ya unos años que le metieron mano a la producción de naranjos. En 2011 se lanzó el primero de esos: Vía Revolucionaría Torrontés Brutal 2011, de Matías Michelini. Aunque el mismo enólogo suele confesar que su motivación era más gastronómica que enológica: Torrontés Brutal fue el inicio de mi búsqueda de un vino para acompañar las mollejas. Sentía que a los blancos les faltaba estructura y que los tintos se pasaban, así que exploré un blanco de torrontés fermentado con pieles y descubrí una categoría muy interesante para la gastronomía”. Así contaba a fines del ’20 el blog Wines of Argentina.

El mismo sitio explica que son vinos blancos fermentados como los tintos, con pieles y hollejos, y el resultado es lógicamente un vino de color naranja y muchas veces turbio ya que los productores los elaboran con la mínima intervención posible. Son muy intensos en paladar, con textura y buen cuerpo para ser blancos, pero con aromáticas florales y de frutos blancos o cítricos penetrantes, de acuerdo con qué cepa se los elabora.

Y no nos contaron ni lo leímos. Algunos de los tomateros no sentamos en derredor de una botella y un par de copas, lo que nos hizo comprobar que los citado en los párrafos anteriores es verdad, al menos para nuestra experiencia con el Naranjo Torrontés 2021Abismal Herencia…Cómo todos los de especies, dicen que ideales para el verano.

Se trata de un vino elaborado  en Pampa El Cepillo, San Carlos, Valle de Uco; Mendoza. Le hicimos caso a la recomendación de beberlo a un promedio de temperatura de ocho y diez grados, y la experiencia resultó más recomendable, sobre todo teniendo en cuanta la relación precio calidad; más en estos tiempos de desquicio inflacionario.

Interesante recordar, dicho sea de paso, un texto publicado sobre naranjos por el suplemento Guarda 14, del diario Los Andes, mendocino.

Los vinos naranjos son blancos que se elaboran como tintos, esto quiere decir que usan un método antiguo de maduración. Donde en la fermentación se mantiene el jugo en contacto con el hollejo y las semillas de la uva por un tiempo prolongado.

La práctica de elaborar vinos naranjo viene de hace más de 7.000 años, desde el Cáucaso, en Georgia. En aquél momento de la historia era necesario ser ingenioso para conservar los alimentos, entonces cuando comenzó la elaboración de vinos blancos, se necesitaba algún sistema para evitar la oxidación y el deterioro del vino.

En nariz se puede encontrar muchos aromas de frutas, pieles de cítricos, hierbas aromáticas y algunas flores blancas, así como notas de especias, frutos secos, tonos terrosos y salinos o algún punto dulce. Mientras que en boca se nota un tanicidad más marcada, acidez más suave y una sensación de volumen acompañada de una gran estructura. Se trata de vinos potentes cargados de sabor y fuerza. La tonalidad de naranjas varía según el tiempo de la maceración, la variedad de uva elegida y la madurez. Son frescos y maridan muy bien con casi todos los platos. Es un vino gourmet polifacético, que funciona para acompañar: quesos, escabeches, pescado azul, carnes a la brasa, langostinos bien especiado, pechito de cerdo, arroz con vegetales y frutos secos.

Volveremos a él y a otros, aunque el verano por estas tierras amenace con su tenacidad por las nubes. ¡Salud!

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.