Esta vez, a comer y beber con Leopold Bloom

263

Desde 1954, cada 16 de junio, en Dublin, celebra el Bloomsday en homenaje a Leopold Bloom, personaje principal de la novela Ulises de James Joyce. Esa celebración también está marcada por algunas alusiones gastronómicas que aparecen en la obra del genio irlandés.

La comida, como muchos otros aspectos de la vida diaria de la época, es de hecho un elemento presente en muchos de sus capítulos. Entre sus páginas se pueden encontrar múltiples referencias que destacan la influencia de la comida en la vida de la gente y en sus fantasías, así como su conexión con las clases sociales, con el temperamento individual y cómo crea situaciones favorables para la interacción entre las personas. Sin olvidarse de la importancia de sus rituales para la cultura, las costumbres sociales y los valores.

Por dar un ejemplo, el protagonista Leopold Bloom, durante la comida del día de su odisea, el 16 de junio de 1904, reflexiona sobre las elecciones alimentarias de la crème de la crème«, contrastándolas con las del ermitaño con un plato de legumbres y subrayando también a través de la frase conóceme, ven a comer conmigo que la comida, como el vestir, define la personalidad.

Puede ser interesante probar algunas recetas típicas mientras se observa la presencia de la gastronomía en varios de sus capítulos.

Se puede empezar por replicar el plato principal de la famosa comida de Bloom: sándwich de gorgonzola y mostaza, acompañado de un vaso de borgoña.

El pub Davy Byrnes ha sido un punto de referencia en la ciudad de Dublín desde su apertura en 1889 y un lugar clave en la literatura mundial desde que Leopold Bloom lo visitó para comer el 16 de junio de 1904. El local sigue abierto y el sándwich de queso gorgonzola aún está en el menú.

Ingredientes

Pan de soda rebanado (es un pan en el cual la levadura ha sido sustituida por bicarbonato sódico). Una gruesa rebanada de queso gorgonzola. Mostaza. Tomate en rodajas. Lechuga salteada en manteca. Manteca sin sal. Pimienta recién molida

Y explica el sitio Tourism Ireland

Engrasa el pan, úntalo con mostaza y añade, en una de las rebanadas, un par de hojas de lechuga, el tomate y el queso gorgonzola. Espolvorea la pimienta de manera generosa y coloca la otra rebanada de pan para cerrar el sándwich. Truco: no escatimes con la mostaza.

Bloom no lo hizo. Como se puede leer en el libro: Puso gotas amarillas en cada franja. Otra manera de hacer el bocadillo es mezclando el queso gorgonzola, la lechuga y los tomates en pequeños trozos y rellenando el pan.

Tiras de hígado empanado y frito con panceta ahumada

A Bloom, según nos cuenta el capítulo 4 de Ulises, le encantaban todas las vísceras, cocinadas de distintas maneras. Los irlandeses tienen el famoso riñón de cordero que preparan para desayunar, así que probar el hígado empanado es culinariamente imprescindible.

La receta del sitio The Joyce of Cooking propone…Ingredientes (para dos personas): Cuatro tiras finas de hígado de ternera. Una taza de pan rallado, mezclado con pimienta negra y pimentón. Cuatro tiras de panceta ahumada. Dos cebollas medianas, finamente cortadas. Una cucharada de manteca. Una taza de caldo de carne. Una hoja de laurel. Una pizca de maicena

Entonces…Reboza el hígado con el pan rallado y apártalo. En una sartén grande, dora la panceta ahumada, sin dejarla crujiente, y extiéndela en un plato. Saltea la cebolla en la grasa de la panceta hasta que quede blanca y torne su color hacia el dorado,  y mézclala con la panceta.

Derrite la manteca en la sartén, sube ligeramente el fuego y dora el hígado por ambos lados. Baja la temperatura, añade el caldo de carne y la hoja de laurel y déjalo cocinar lentamente durante 15 minutos.

Cuando el hígado esté tierno, apártalo con el beicon y las cebollas, pon la cocina a fuego medio, disuelve la maicena en los jugos de cocción y mézclalo suavemente hasta obtener la consistencia de una salsa.

Servir cubriendo las tiras de hígado, la panceta y las cebollas con la salsa.

El cóctel de James Joyce, por Gary Regan, famoso barman inglés, autor del libro The Joy of Mixology; fallecido en 2019.

No está presente en los libros de Joyce, pero este tributo al autor se merece una mención y una cata. Creado en 2001 por el maestro de la mixología Gary Regan, este cóctel es un poco como Ulises, ya que combina tantas cosas diferentes que, aparentemente, son complicadas de juntar. Esta particular mezcla de ingredientes sorprendentemente funciona y el resultado es realmente placentero: el sabor afrutado del whiskey irlandés marida muy bien el triple seco y el zumo de lima, mientras que el vermú añade el toque perfecto de complejidad.

Ingredientes

45 mL de whiskey irlandés

22,5 mL de triple seco

22,5 mL de vermut rojo

15 mL de zumo fresco de lima

Preparación

Pon todos los ingredientes en una coctelera, junto con un poco de hielo y mezcla todo. Colar y servir en una copa de Martini bien fría.

Y antes y después, a leer.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.