Ni Batman se lo imaginó, los murciélagos son amigos de la vid y del vino

285

El justiciero de Ciudad Gótica disfrazado de ese bicho feo y de mala fama, creado por Bob Kane y Bill Finger y aparecido por primera vez en marzo de 1939, la Detectuva Comics, ni lo soñó, pero los australianos dicen que es así.

La británica revista The Drink Business acaba de informar acerca de algunos testimonios registrados en Australia: los murciélagos se están convirtiendo en socios importantes en el manejo natural de plagas y enfermedades, lo que permite a los enólogos ahorrar millones de dólares y reducir su huella de carbono.

Matt Fowles, director ejecutivo de Fowles Wine en Victoria, Australia, transformó su viñedo en un laboratorio de murciélagos para determinar si a los depredadores alados les gustaban las polillas de la uva, eliminando potencialmente la necesidad de aplicaciones de pesticidas

Observamos que uno de nuestros paquetes de Chardonnay en un extremo tenía presión de polilla, mientras que en el otro no. Quedó claro que el extremo sin polilla era un hábitat perfecto para los murciélagos, dijo Fowles.

Gracias a la instalación de equipos acústicos especiales se ha descubierto que cada noche los murciélagos consumen hasta el 100% de su masa corporal en insectos. Esto significa que una colonia de 100 murciélagos de 10 gramos cada uno podría devorar un kilo de insectos por noche.

A medida que continúan los estudios, si los hallazgos iniciales resultan válidos en otros lugares, se estima que los murciélagos podrían ahorrarle a la industria vitivinícola australiana 50 millones de dólares al año al reducir la necesidad de intervenciones químicas y mantener el rendimiento de las uvas.

La dificultad estará en aumentar el hábitat de los murciélagos en los viñedos, eliminando potencialmente la necesidad de tratamientos por completo.

En Burdeos, gracias a la colaboración entre el Consejo Interprofessionel du Vin de Bordeaux (CIVB) y la Ligue de Protection des Oiseaux (Liga para la Protección de las Aves), desde 2017 se confirma que las especies locales de murciélagos son ávidas de polillas que destruyen las uvas.

Numerosos estudios han demostrado que los murciélagos de Gironda devoran una media de 2.000 insectos cada noche, reduciendo en un 10% la presencia de polillas de la uva en los viñedos.

En resumen, sólo pueden ser una de las armas para derrotar la enfermedad, desde un enfoque más complejo. A nivel internacional, los científicos estiman que los murciélagos contribuyen con 23 mil millones de dólares al año a la industria agrícola sin que los humanos hagan mucho.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.