¿Sorprende?…Los gastronómicos de EE.UU. están desprotegidos

341

Aunque muchos no lo crean, qué grave será la situación que fue noticia internacional la reciente sindicalización de empleados de pizzerías en Nueva York.

E impiadoso sería comparar los ingresos y las condiciones de los gastronómicos del Norte con sus colegas de por acá; los que, en muchos casos, mal viven más gracias a las propinas que a los salarios pagados por sus patrones.

Y sin que la intención sea ocultar que dirigencia sindical vernáculas del sector se dedican más a ser millonarios ellos que sus representados, quizás los estadounidenses quizás envidien al menos las obras sociales de las asociaciones gremiales, que mal que bien se hacen cargo o se complementan con los hospitales públicos para atender la salud de los trabajadores y sus familias.

En una de sus últimas ediciones, el diario el New York Times consignó: Se llama Barboncino , es una pizzería en Brooklyn y está destinada a cambiar muchas cosas en el panorama de los restaurantes de Nueva York . De hecho, la pizzería napolitana se convirtió en la primera de la Gran Manzana en sindicalizarse tras el voto unánime de sus trabajadores.

El proceso comenzó hace un par de años con Workers United, una de las organizaciones sindicales de Estados Unidos y a la cual también tratan de afiliarse los empleados de la cafetería globalizada Starbucks.

En mayo pasado, el personal solicitó a los dueños de la pizzería que reconocieran formalmente al sindicato y presentó una petición oficial ante el Estado, a través una Junta Nacional de Relaciones Laborales que existe en Estados Unidos.

Finalmente la afiliación fue aprobada en las urnas por más del 80 por ciento de los casi 40 trabajadores que laboran en esa pizzería estadounidense.

Entre las demandas de los trabajadores figuran  un aumento salarias inmediato, cobertura de atención médicas, un sistema de protección a la estabilidad del empleo y participación de los empleados en la elaboración de protocolos y programas de seguridad y salubridad en los lugares de trabajo.

El diario The New York Times sostuvo que, en los últimos años, se ha visto un aumento en la organización sindical en los restaurantes, ya que la pandemia, la inflación y un debate nacional sobre la inequidad racial han puesto de relieve los bajos salarios y las duras condiciones que muchos trabajadores deben enfrentar.

Asimismo informa que Jarred Berrien , que trabaja en la cocina, gana entre 18 y 20 dólares la hora y una de sus prioridades era tener un seguro médico porque muchas veces se quema mientras trabaja. Todos los lugares de trabajo deben estar sindicalizados, independientemente de la industria, dijo el joven de 27 años.

Por su parte, Mike Kemmett, de 28 años , quien ha atendido la barra durante más de dos años en la primera pizzería sindicalizada de Nueva York dijo que los trabajadores estaban «tratando de obtener el mejor trato posible en todos los asuntos.

Kemmett se unió a la movilización sindical luego de un incidente en junio pasado con el dueño de otro restaurante. Cuando el sótano se inundó debido a una fuga en las tuberías (algunas de las cuales contenían aguas residuales), el dueño obligó al barman a limpiar durante horas y al final estaba tan sucio que tuvo que tirar su ropa. A pesar de ello, el dueño lo obligó a permanecer en la pizzería y atender a los clientes en ese estado, amenazándolo con despedirlo, cuenta The New York Times.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.