Dicen que un robot podrá cocinar, guiado por nuestro pensamiento

845

Sucede que la llamada Inteligencia Artificial (IA) está tan de moda – por suerte un maestro pondrá las cosas en su lugar…ya llegaremos -,  que entonces a un japonés se le ocurrió experimentar con un robotito comandado por pensamientos (humanos, claro) y vaya a saber uno que comió después.

Pueden verlo aquí…

Varios medios especializados en nuestros temas reaccionaron con rapidez, por ejemplo la revista italiana Gambero Rosso, que publicó hace poco un artículo con el siguiente título: En el futuro podremos cocinar con nuestros pensamientos.

Citó el video del japonés y comentó: El avance de la tecnología parece imparable. En el campo de la interfaz cerebro-robot se ha presentado un nuevo proyecto que permitiría controlar a un robot y realizar actividades diarias a través de señales cerebrales, incluida la posibilidad de preparar platos fríos o calientes. El nuevo dispositivo se llama NOIR (Robots inteligentes operados por señales neuronales para actividades cotidianas) y está diseñado por un grupo de estudiantes e investigadores del Laboratorio de Visión y Aprendizaje de la Universidad de Stanford.

No nos tienta el menú, la verdad, pero somos curiosos y nos pusimos a buscar…¡Para qué…!

De la agencia Reuters y del diario Infobae (julio de este año) leímos: En la “Cumbre Mundial sobre la IA para el Bien Social” organizada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el ente de la ONU especializado en tecnología, robots humanoides aseguraron que, en el futuro próximo, podrán dirigir el mundo, inclusive, mejor que las personas.

¡Qué tensión este silencio!”, sorprendió a los más de 3.000 asistentes el robot Sophia de Hanson Robotics, la primera embajadora para la innovación de estas máquinas del Programa de Desarrollo de la ONU, antes de decir unas breves palabras. “Los robots humanoides pueden liderar el mundo con mayor eficacia que los mandatarios humanos”, dijo a continuación y explicó que esto se debe a que “no tenemos los mismos prejuicios o emociones que a veces pueden oscurecer la toma de decisiones y podemos procesar rápidamente una gran cantidad de datos para tomar mejores decisiones”.

¿No será que ya nos están gobernando, y los de la peor calaña, por las tantas guerras, injusticias y pobrezas?

También ya deben estar en las cocinas alimentando esa macabra idea de que el banquete es para unos pocos.

Y antes de despedirnos, lo prometido en el primer párrafo por aquello de la IA.

La mente humana no es, como ChatGPT y sus semejantes, una máquina estadística y glotona de cientos de terabytes de datos en pos de obtener la respuesta más plausible a una conversación o la más probable a una pregunta científica….

Por el contrario, la mente humana es un sistema sorprendentemente eficiente y elegante que opera con una cantidad limitada de información. No trata de lesionar correlaciones a partir de datos, sino que intenta crear explicaciones.

Dejemos de llamarla entonces «Inteligencia Artificial» y llamémosla por lo que es y hace un «software de plagio» ya que «No crea nada, sino que copia  obras existentes, de artistas existentes, alterándolas lo suficiente como para escapar de las leyes de derechos de autor. Se trata del mayor robo de propiedad intelectual que se registre  desde que los colonos europeos llegaron a tierras nativas americanas. Noam Chomsky, The New York Times, 8 de marzo de 2023.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.