Las redes sociales ya son cloacas: un ragú con meniscos humanos

323

Y no creemos que sea lo último que acontezca en el desquiciado mundo que nos propone el uso patológico de las redes sociales, engendrador de una nueva categoría de comunicadores, los influencers. Es decir: esa tribu inescrupulosa a la que no le importa formar parte de las cloacas de lo simbólico – ya mercancía absoluta- , con tal de generar negocios millonarios.

A propósito de lo que circula en la cloaca neo mediática de las redes, la revista gastronómica italiana Gambero Rosso acaba de publicar un texto que pasamos a reproducir:

“Ese menisco era parte de mí y tuve que volver a ponerlo en mi cuerpo”. Esta es la impactante confesión de Paula Gonu, una influencer española de 30 años que en un podcast contó haberse comido su menisco después de ponerlo en una salsa boloñesa.

La chica, a la que le habían quitado el menisco durante una operación, también se lo hizo comer a su novio, lo que desató varias polémicas en España por la actitud de las influencers, acusados de no tener límites éticos para aumentar sus seguidores.

Además, la historia puso aún más de relieve el tabú del canibalismo, que gana cada vez más espacio dentro de las narrativas contemporáneas.

Paula Gonu, quien tiene más de dos millones de seguidores en Instagram, participó en el programa Celebrity Bake Off de Amazon Prime en 2021 y produce diversos contenidos sobre comida y gastronomía en sus redes sociales.

Invitada al podcast del Club 113, del canal La Sexta de España , Paula relató serenamente esta anécdota que se remonta a los tiempos en los que había sido operada de meniscos: como suele ocurrir, los médicos le preguntaron si quería llevarse a casa el cartílago extraído de la rodilla y, tras conservarlo unos días, a la influencer se le ocurrió cocinarlo en una salsa boloñesa (decididamente sui generis) y comérselo para cenar con su novio.

O al menos él afirma que lo hizo. De hecho, en redes sociales y en programas de Televisión Española se ha adelantado la hipótesis de que se trata solo de un truco publicitario de la influencer de treinta años, quien supuestamente inventó la anécdota para viralizarse y ganar popularidad.

“¿Vale la pena aumentar el número de seguidores y luego monetizar lógicamente?” preguntó Iñaki López , el presentador del programa Más Vale Tarde, partiendo de la pregunta , antes de lanzar un duro discurso hacia los influencers y su ética.

¿Vuelve el canibalismo?

El canibalismo se está convirtiendo en un tema cada vez más debatido, tal y como cuenta la periodista Brenna Ehrlich de Rolling Stone USA en un artículo en el que trata de entender por qué está tan presente en las pantallas hoy en día.

Efectivamente, en los últimos tiempos han sido muchas las narrativas que giran en torno a este tabú, desde la serie de televisión sobre el caníbal de Milwaukee Jeffrey Dahmer , pasando por Yellowjackets , en la que un equipo de fútbol femenino debe encontrar la manera de sobrevivir en un bosque, pasando por The Last Of Us -una de las series más exitosas de 2023- en la que los protagonistas se topan con una comunidad que recurre al canibalismo para sobrevivir, hasta Bones and All , la película basada en el libro de Camille DeAngelis y dirigida por Luca Guadagnino que tiene como protagonistas a dos adolescentes caníbales, interpretados por Timothée Chalamet y Taylor Russell.

Quién sabe si Paula Gonu en realidad no quería aprovechar esta tendencia para ganar algunos seguidores más.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.