Raffaella Carrà, la diva del pop que siempre votó a los comunistas y amaba la cocina

272

En Argentina fue ídolo desde su primera visita al país, en 1978. Ya era suceso en Italia, su país y en toda Europa. Aquí actuó en casi todos los grandes estadios y una vez, en Rosario, en el Gigante de Arroyito, del club Rosario Central, antes de salir a escena se quejó a quién se le ocurrió organizarme esta presentación un día en el que hay partido de fútbol. Tuvieron que informarle: no se trata de fútbol, esa multitud está aquí para verte y oírte a vos.

El diario local Ámbito Financiero señalaba el día de su muerte, el 5 de julio de 2021: en 2005 regresó al país tras 25 años para cantar en el Teatro Broadway y visitar el programa «La noche del 10», conducido por Diego Armando Maradona.

Raffaella Carrà había nacido en Bolonia en 1943. Fue un icono del pop sin pelos en la lengua. Espontánea y atrevida, la artista italiana protagonizó momentos memorables en entrevistas y en la televisión, donde hablaba sin rodeos de todo aquello que le pasaba por la cabeza. Carrà, que ha muerto este lunes a los 78 años, deja frases tan memorables como estas, escribía en ocasión de su fallecimiento la colega Núria Juanico Llumà, de la página digital ara, de Barcelona.

El artículo recuerda algunas frases de la diva italiana.

Yo siempre voto comunista. Implica una manera de vivir y una responsabilidad muy grande y no soy drogadicta ni ninfómana. Mis únicos vicios son el tabaco y el café.

Los hombres son como los perros: huelen el miedo, tenés que protegerlos.

No se trataba solo de mostrar mi cuerpo. Tenía que hacer entender que el cuerpo de una mujer siempre está unido a la cabeza. La sensualidad no está reñida con la inteligencia, decía en 2020.

Dos años antes y en entrevista con el diario El País, de Madrid, sostuvo: Mis canciones no hacían daño a nadie. Quitaban del medio muchos prejuicios de gente que no entendía que una vida es una vida cuando tenés libertad.

Esta semana la revista italiana Gambero Rosso le rinde homenaje.

Nos gusta recordarla por algo completamente secundario en su historia profesional, pero que nos dice mucho de su personalidad, su carácter, tan atlética y en línea y a la vez tan ligada a su gorda Bolonia y comidas de tradición. El caso es que hace 32 años -mucho antes de que estallara el pandemonio mediático en torno a los fogones- Raffaella escribió un recetario -nada menos que 200- junto a sus dos cocineras personales, Miriam y Luigina. . Un libro publicado por Mondadori, “Le Ricette di Raffaella”, en 1991.

Raffaella era una auténtica apasionada de la cocina y todavía se puede encontrar en YouTube un vídeo de finales de los ‘90 en el que, presentado por Luca Barbareschi, Carrà exhibe su versión de la salsa boloñesa y confiesa que le gustaría presentar un espectáculo de cocina.

Aquí están los pasos para replicar el ragù alla Carrà, según sus propias palabras: Un poco más ligero, al estilo toscano. Vierta el aceite en la sartén, dore los ajos enteros y luego agregue la cebolla, el apio, las zanahorias (con las zanahorias, sugiere citando a su madre, es mejor que abunde, para tener una salsa más dulce) y el perejil. Agregue 350 gramos de carne picada y la salchicha, luego salpimiente. Cuando la carne esté bien dorada, echamos un poco de vino tinto y subimos el fuego. Recién en este punto se deben añadir los tomates pelados y dejar cocer la salsa un buen rato…El secreto de la cocina es ser goloso.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.