Ancellotta, una maravilla poco conocida

127

Primero veamos que escribió en el sitio Web De vino y vides y sobre esa cepa el sommelier argentino Diego Di Giacomo, integrante de la Asociación Mundial de Periodistas y Escritores de Vinos y Licores.

Es una variedad de uva típicamente italiana, muy difundida y utilizada en la región de Emilia-Romagna, donde tiene importante relevancia integrando vinos de corte junto con los cepajes Sangiovese y Lambrusco (…). Poco se sabe acerca de su verdadero origen, siendo también conocida como “Lancellotta”.

Fuera de Italia se encuentra cultivada (…) en distintas zonas de Argentina, donde la superficie plantada se multiplicó aproximadamente diez veces en los últimos cinco años, siendo aprobada por el Instituto Nacional de Vitivinicultura para la elaboración de vinos de calidad (…), entre otros países con menor participación alrededor del mundo.

Sus características ampelográficas son: racimo mediano, piramidal con ala, generalmente suelto, con granos chicos esferoides, hollejo azul-negro, pruinoso, y pulpa jugosa de sabor neutro. Su principal virtud es la alta concentración de antocianos, polifenoles responsables del color. Entonces, sus hollejos aportan buena cantidad cromática en los cortes. Además de lo anterior, si el clima es el adecuado durante la maduración y se la maneja correctamente en el viñedo, logra en los vinos buena composición de aromas de frutos rojos y especias, junto con un paladar intenso y ancho.

Fundamentalmente las cualidades en general de los vinos obtenidos en forma correcta de Ancellotta son: colores oscuros y profundos, brillante, expresivo, olores muy frutales, moderada acidez, astringencia media a moderada, textura muy placentera, y un tinte “dulzón” (aunque se trate de un vino seco), lo que redunda en un producto “muy bebible” y agradable en diferentes situaciones y comidas.

Si bien es cierto que en Argentina la Ancellotta está presente desde hace muchos años, siempre se la usaba para aportar color a los cortes tintos, ya que puede brindar dos veces más color que, por ejemplo, la Malbec. Actualmente, también se la piensa como una uva muy apta para vinos de crianza y diagramados para madurar en el tiempo, con la consecuente mejora cualitativa esperada con la guarda en botella.

Su maduración medianamente temprana favorece que no se vea afectada por las heladas también llamadas “tempranas”. Dichas heladas, que se dan en el periodo otoñal, en caso de encontrarse el fruto en la planta, el perjuicio podría ser: disecado de las hojas, rotura de uvas (con el consiguiente ingreso a las mismas de microorganismos), caída prematura de hojas, necrosis de las zonas vasculares, e incluso daño en las futuras yemas. La previsión de una helada temprana, suele hacer modificar el día elegido de cosecha, con el fin de anticiparse a la misma.

Si la helada se produce en la primavera (llamadas heladas tardías), los efectos pueden ser: daño en las yemas que están brotando, daño en los tallos jóvenes, congelación de órganos herbáceos, debilitamiento de la actividad funcional, disminución de la actividad fotosintética y destrucción de inflorescencias. En esta situación, la planta está comenzando su actividad anual, y el impacto de una helada tardía fuerte, puede ser letal.

Ahora sí, llegó el momento

De probarlo. Mejor dicho de contarles que probamos – aunque deberíamos pensar ya en posibles encuentros de cata y degustación con nuestros lectores – un varietal Ancellotta, que no será el único que se produce por nuestras tierras pero que sí es de maravillas. Me refiero a que hace la bodega Stocco de Viani, fundada en 1950 por los hermanos Carlos y Francisco Stocco, hijos de inmigrantes Italianos, en la zona de Maipú, Mendoza.

Gracias a la calidad de sus vinos y la experiencia en la industria, se transforma en proveedor de vinos varietales a granel de prestigiosas bodegas de la zona.

En el año 2010 deciden dar un paso trascendental, lanzando su propia línea de vinos embotellados a través de las marcas Stocco de Viani y Cepas de Familia.

En la actualidad, la bodega ofrece tres líneas de vinos.

Stocco de Viani. Producidos con uvas provenientes de viñedos propios ubicados en Maipú, Mendoza. Vinos balanceados, con marcadas notas frutales que se complementan de manera armónica con aromas especiados y aportes ahumados proveniente de su crianza con duelas de roble. Esta línea presenta, además de Ancellotta,  Malbec, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Bonarda, Petit Verdot, Torrontés y Rosé Dulce Natural.

Cepas de Familia. Con esa etiqueta se diferencian los vinos varietales y reserva. Los varietales apuntan a un segmento de consumidores jóvenes, destacando su carácter frutado, de cuerpo medio y taninos suaves. La línea reserva está conformada por vinos complejos y elegantes, con buen balance entre fruta y madera. Añejados por al menos diez meses en barricas de roble francés y americano.

Francisco Stocco. Partidas únicas que año a año se diseñan con los mejores elementos de cada vendimia. La idea es proponer blends exclusivos.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.