Casa Colorida Cocina: “Como un abrazo del Diego”

601

Mariana Baranchuk

Eleonora cocina el mejor brownie que haya probado en toda mi vida. Eso sólo justifica que Tomate quiera conversar con ella, razón por la cual fuimos a su encuentro.

Producto de una economía que se desbarranca esta mujer, que se autodefine como una laburanta polirrubro, comenzó a preparar exquisiteces que ya dominaba pero, esta vez, para vender.

“Para mí la comida fue siempre un modo de agasajar, de brindar cariño a través de la comida”; dice y pide que no se confunda con una frase hecha a lo Paulo Coelho. Agrega: “Nuestros abuelos llegaron al país cagados de hambre, sentarse a comer pasó a ser una especie de ceremonia… que te dieran comida hasta que te saliera por las orejas era una reacción inconsciente”. Allí en las profundidades del alma aún perduraba el hambre y el temor de no saber si iban a volver a comer. 

Casa Colorida comenzó hace varios años como un emprendimiento de artesanías, que mechaba con su trabajo de oficina, y su hacer de coequiper al aire en distintos programas de radio en diversas emisoras populares. Sin embargo, a partir de haber transitado por distintas ferias artesanales notó que “los que vendían todo eran quienes llevaban comida. Un día, al volver a casa pensé que estaba en el rubro equivocado”. Casa Colorida se dividió así en Casa Colorida Artesanías y Casa Colorida Cocina.

Vale aclarar que la relación de Eleonora con la gastronomía no es reciente, cuenta que pasó por diversos roles tanto en un importante restaurante árabe como en otros más pequeños: “Desfilé por distintos lugares: fui bachera, ayudante de cocina, encargada de compras, camarera, ayudante de barman… en la crisis del 2000 también hacía comida a pedido para las oficinas de la zona” Y agrega: “siempre me gustó la cocina pero ahora es distinto, quiero hacerlo en forma permanente. Me puse a estudiar pastelería termino este año y arrancó con la carrera de gastronomía, así no quedo atada sólo a lo dulce”.

Volver a la cocina fue también un reencuentro con su propia historia, un mix de sabores: nieta y bisnieta de cocineros y maestros pizzeros, hija de una locutora que la crió sola recuerda los fines de semana de su infancia durmiendo en los estudios de la radio. En su casa, madre y abuela el lugar de la Biblia lo ocupaba el libro de Doña Petrona “la palabra de la santiagueña Carrizo en casa era palabra sagrada”, ese libro pasó de madres a hijas y nietas; hoy está en su cocina en una edición de 1968.

Pero yendo a lo nuestro, queridas y queridos lectores, ustedes se preguntarán qué delicias se pueden adquirir en Casa Colorida Cocina, les cuento mientras la boca se me hace agua: brownies; scons de sopressata, de queso roquefort con nuez, de queso sardo o de cebolla de verdeo; bizcochuelos o budines de manzana, canela y nuez, o los de banana. También hay unos budincitos de vainilla y arándanos y tortas tres leches y de brownies con frutillas y dulce de leche; y más y más.

El área de artesanías y el de la cocina se fusionan en la presentación con la que Eleonora te entrega tu compra: Envoltura de celofán con moños de telas coloridas (obviamente no podía ser de otro modo). Delicadezas como diversidad de colores en las envolturas de los scons, así pueden distinguirse previamente los sabores tanto por la forma como por el color de la cinta con que se atan las respectivas bolsitas.

Le preguntamos a Eleonora qué soñaba para el futuro de su emprendimiento: “Que crezca, quiero algo terrenal, un pequeño espacio de té y café y algún vinito con cosas dulces y cosas saladas, un lugar donde puedan entrar todos a comer algo rico a buen precio y de buena calidad. Algo chiquito, como el living de una casa, como una casa colorida”

Por último inquirimos ¿qué esperas del que prueba tus especialidades?: “Para mí que alguien me diga que el brownie que comió es el más rico de su vida o que digan qué bueno que está esto…para mí es como si viniera el Diego y me diera un abrazo”.

 

Casa Colorida Cocina es de Eleonora Florencia Arias Schiappapietra.

Encargar con al menos 48 hs de anticipación al celular: 1131316900. Envíos a domicilio

Los precios son más que amigables, son “compañeros”.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.