La cocina marinera existe y está en La Marina

276

Claro que existe, si hasta sus cábalas tiene, al menos en el Mediterráneo, pues si es a bordo o en puerto jamás comer conejo, ni siquiera mentarlos pues traen presagios de tempestades.

Si hasta tecnologías apropiadas ciertos cocineros han inventado y de ello damos fe en Tomate, tanto que uno de sus comensales más de una vez dio redes sueltas a las voluptuosidades de su gusto y barriga con magníficas sardinas asadas sobre una parrilla fuera de borda, aparatejo que por sus pesos y contrapesos mantiene su horizontalidad pese a los vaivenes de la mar hasta en plena deriva.

Pero esta vez aquí no se trata de todo eso sino de aseverar que en tierra o babor o estribor, la cocina marinera es la que se fue creando en productos capturados de mares, río y diversos ojos de agua, con platos, técnicas y textos, porque cada sabor tiene sus palabras – ¿acaso qué son si no los recetarios? -, con similares enjundias a las que hicieron posibles otras culinarias, como las de la recolección, la caza, el cultivo y la cría.

Entonces, esta sección queremos dar testimonio acerca de uno de los mejores lugares que existen a la vera del Atlántico Sur para disfrutar de esa gastronomía.

Se trata de un verdadero bodegón – ¡homenaje siempre debido a los bodegones urbanos y de puertos! – que desde 1957 se encuentra en Mar del Plata, la portentosa ciudad balneario de la provincia de Buenos Aires que por su carácter a los largo de toda su historia resistió como centro para veraneantes, más allá de geografías nuevas y a tono con las modas.

El bodegón marinero en cuestión se llama La Marina, ubicado en el barrio portuario marplatense, el mismo que tiene un club de fútbol al que le dicen el Tiburón.

Es para comensales de fina estampa culinaria. No tiene porteros ni vecino que procuren reservas; convoca a la paciencia de quienes aspiran a gozar de sus mesas.

El menú por cierto es marinero y pescador, desde los filetes de capturas del día en diversos estilos y modalidades hasta su emblemática cazuela de mariscos, decididamente una ambrosía digna de las alabanzas en el Olimpo.

Sus fuentes y platos se caracteriza por la abundancia, es decir que en muchos casos son para compartir; y como si con ello no bastara, la carta de vinos es adecuada, la atención es marinera de gran talante y sus precios, que no bajos, más que justos son en relación a la calidad y a lo difícil que la economía de este país se lo pone a quien quiera dar de comer como la bienaventuranza en toda vida recomienda.

Nuestra recomendación es entusiasta.

  • La Marina

12 de Octubre 3147, cerca de Puerto de Mar del Plata, Teléfono: 54 223 519 3360

Abre a las 12 de medio día, hasta las 16, y de 20 a 24 horas

No se toman reservas; se atiende por orden de llegada. No se envía a domicilio

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.