Y ahora, fajitas y tacos

166

Aní Paula Aharonian

Hace pocos días, en Nuestraamérica, publiqué el texto I de mis aproximaciones a la cultura del maíz. Ahora se va la segunda.

En México, el maíz grano, es parte de la trilogía de la alimentación prehispánica, junto con el frijol y el chile. Es una gramínea anual originaria y domesticada por los pueblos indígenas en el centro de México desde hace apenas unos 10.000 años. Este cereal era un artículo esencial en las civilizaciones maya y azteca, y tuvo un importante papel en sus creencias religiosas, festividades y nutrición.

Entre los alimentos preparados con maíz podemos destacar, aceite, atole, cereal, chilaquiles, chimole, corundas, elotes, esquites, garnachas, huitlacoche, molotes, panuchos, peneques, pinole, sopes, tamales, tacos, tlayudas y tortilla y el muy esperado pozole en fiestas patrias.

Pero son tres los platos estrella de la gastronomía mexicana, y, también, de la tex-mex (la de la zona norte de México, fronteriza con Estados Unidos). Sin embargo, muchos no saben distinguirlos, y aunque en cada región y en cada restaurante de cada rincón del mundo se preparan de formas diferentes, es importante saber cuál es la diferencia entre fajitas, tacos y burritos.

El primer punto en el que nos vamos a fijar es  la tortilla que se utiliza en cada caso, todas ellas, redondas. En el caso de los burritos y de las fajitas se trata de una tortilla elaborada con harina de trigo, mientras que los tacos se suelen elaborar con harina de maíz y suelen ser más pequeñas.

En todos los casos el relleno es muy similar: básicamente verdura con un toque de carne cortada en tiras. Aunque también hay variedades que llevan camarones o langostinos, y a menudo se les añade un poco de queso para enriquecerlos.

Se suele servir preparado, y deben comerse siempre calientes o templados. Los tacos son los más típicos y genuinamente mexicanos, mientras que las fajitas son más características de la cocina tex-mex.

Tacos y fajitas

Aquí mando una receta fácil y rápida. Lo acompañaremos con guacamole y pico de gallo.

Ingredientes

Las fajitas ahora se consiguen envasadas, en supermercados. No siempre son de maíz, pero que lo sean es nuestra propuesta.

Una pechuga de pollo, pude hacerse también con carne deshilachada.

Una cebolla cortada en plumas.

Un morrón cortado en plumas.

Preparación

Cortar la carne en tiritas, y en una sartén con poco aceite, sofreír las cebollas y el morrón, Cuando estén doradas,  incorporar la carne y condimentar a gusto. Tras cocinar, retirar del fuego y dejar reposar.

Pico de gallowww.allrecipes.com/thmb/RfWWDpTnkIdxCzBVydFu_hi...

Es una salsa o ensalada típica de la gastronomía mexicana. Se trata de una de las preparaciones más clásicas de ese país, y se encuentra en casi todas las regiones en multitud de variantes. Consiste en tomate, cebolla y chile picados en brunoise.

Mezclar los tomates, la cebolla, y el chile o ají picante con sal y pimienta; añadir un poco de aceite de oliva y perejil picado.

El guacamole es una salsa preparada a base de puré de aguacate o palta, chile verde o chile pimiento, tomate y cebollas; jugo de limón y cilantro picado.

Tenemos todos los elementos. Llegó la hora de armar tu propia fajita. Hasta puedes incluir lechuga.

Y a disfrutar.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.