La ciencia lo dice y Tomate festeja: el vino tinto encendería el goce sexual

413

Para ellos y ellas, para un mejor retozo sobre el lecho o donde cada uno prefiera, tanto que aquí solemos confundir sábanas con manteles. Un trabajo del Departamento de Medicina Clínica y Experimental de la Universidad de Catania y del Departamento de Medicina Experimental y Clínica de la Universidad Magna Graecia de Catanzaro, ambas de Italia, da cuenta de la importancia que tiene el vino tinto a la hora del disfrute sexual. Se trata de un artículo de los investigadores e investigadoras Livia Basile, Rosita A. Condorelli, Aldo E.Calogero, Rossella Cannarella, Federica Barbagallo, Andrea Crafa, Antonio Aversa y Sandro La Vignera. Fue publicado por la prestigiosa revista Journal of Clinical Medicine.

Tomate pasa a reproducir algunos párrafos de ese texto.

El vino tinto es una rica fuente de nutrientes cuyas propiedades biológicas han inspirado numerosos estudios científicos. De hecho, se ha informado ampliamente que existe una correlación entre los efectos positivos para la salud del consumo moderado de vino tinto y su contenido fenólico, que, debido a su actividad antioxidante, ha demostrado ser útil en la mejora de diversas enfermedades, como enfermedades cardiovasculares, síndrome metabólico, trastornos cognitivos, depresión y cáncer. Es opinión común que la actividad antioxidante del vino tinto se debe a todo su contenido en polifenoles, que actúan de forma sinérgica y no como componente único.

El vino tinto es una bebida alcohólica obtenida de la fermentación de uvas de color oscuro ricas en fitonutrientes a las que se han atribuido las propiedades organolépticas y los efectos beneficiosos para la salud.

El análisis químico del vino tinto ha revelado que contiene 10 veces más polifenoles que otros tipos de vino debido a la fermentación de uvas rojas o negras más oscuras, incluidas las pieles y las semillas.

Varones

La erección del pene es un evento neurovascular caracterizado por la relajación del músculo liso y el aumento del flujo sanguíneo al nivel cavernoso, que conduce a un mecanismo veno/oclusivo.

En experimentos in vitro, los polifenoles del vino tinto exhibieron efectos relajantes en las arterias de diferentes lechos vasculares principalmente a través de un mecanismo dependiente de NO/sGC.

Las propiedades antioxidantes de los polifenoles que se encuentran en el vino tinto parecen ser beneficiosas para el sistema reproductivo masculino, lo que sugiere una correlación positiva entre el consumo de vino tinto y los niveles séricos de testosterona.

Mujeres

Aunque el ciclo de respuesta sexual femenina parece abarcar factores diferentes a los de los hombres, como factores psicológicos que incluyen la motivación y la disponibilidad para iniciar el sexo, en este estudio, los autores evaluaron los efectos de la suposición del vino tinto en varias respuestas sexuales orgánicas, como la hinchazón vulvar, la lubricación vaginal y la dilatación de los vasos sanguíneos dependiente del endotelio que induce la congestión.

Un total de 798 mujeres que viven en el área de Chianti (Toscana, Italia) se inscribieron en este estudio y se les pidió que completaran el cuestionario del Índice de Función Sexual Femenina (FSFI). Fascinantemente.

Las mujeres que consumían vino tinto de forma moderada (una o dos copas al día) mostraron puntajes FSFI más altos para el deseo sexual y la lubricación con una mejora general en la función sexual en comparación con las mujeres abstemias o «bebedoras ocasionales» que consumían menos de una copa al día de cualquier tipo de vino u otras bebidas alcohólicas. Teniendo en cuenta que la edad suele correlacionarse inversamente con la función sexual, estos hallazgos parecen muy interesantes, ya que las mujeres del grupo 1 eran mayores que las de los grupos 2 y 3. Según los autores, estos hallazgos podrían deberse a un efecto sinérgico de ambos polifenoles. y contenido de alcohol en el vino tinto.

En este estudio, la ingesta de vino tinto resultó en una mejora general de la función sexual en el grupo 1 en comparación con el grupo 3, que estaba compuesto por bebedoras ocasionales de otros tipos de bebidas alcohólicas, incluyendo vino blanco y en menor medida vino tinto. Los polifenoles del vino tinto, a través de una mejora de la función endotelial dependiente de NO, proporcionan una justificación para la mejora de las propiedades vasodilatadoras arteriales periféricas. Esta mejora se traduce en los efectos positivos del vino tinto sobre el síndrome metabólico y las fases mediadas por arterias de la función sexual femenina. Por lo tanto, parece ser un factor clave que ejerce la actividad vasodilatadora local de los órganos sexuales femeninos, como la vagina y el clítoris, condición sine qua non para una respuesta sexual femenina adecuada.

Esta mejora se traduce en los efectos positivos del vino tinto sobre el síndrome metabólico y las fases mediadas por arterias de la función sexual femenina, factor clave que ejerce la actividad vasodilatadora local de los órganos sexuales femeninos, como la vagina y el clítoris, condición sine qua non para una respuesta sexual femenina adecuada.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.