Un mandarinello para el recuerdo en pleno Almagro porteño

Exif_JPEG_420
788

Hace un tiempo por aquí publicamos más o menos lo siguiente. Según volúmenes iniciáticos revisados a conciencia en la neo Alejandría digital, pobre Alejandría en lo que quedó – ya no sos mi Margarita ahora te llaman…Internet -, en los barrios esotéricos de la numerología el 533 vino a significar una expresión genuina y sensible con el mundo. Indica facilidad para conectarse con las más profundas emociones. Está  caracterizado por su pragmatismo, es utilitario, sagaz, dinámico, creativo, tiene objetivos y los cumple.

En el mundillo de los horóscopos, los tahúres y los fulleros del futuro y las predicciones angelicales, el 533 es una señal poderosa de cambios cruciales que están sucediendo en ti.

Y añadíamos: Seguro que si don Arturo Fornerio nos leyera, tomaría el teléfono para lanzarnos un che que les pasa, qué cosas están escribiendo; quizá lo haga su hijo, que también se llama Arturo, aunque por suerte está muy ocupado al frente de su local, un almacén de barrio al viejo estilo, de gente que sabe de lo que habla y con lo que labora, pero con toques que la hace inefable.

Pero ni de cábalas, ni de truques el 533 Punto Gourmet se trata. Y si desean recordar de qué se trata es punto de ventas culinarias volver al https://tomate.net.ar/2022/12/533-punto-gourmet/

Pues en esta oportunidad queremos comentarles que allí es hallable una pequeña joya…

Pero antes…Hay diversas historia circulantes sobre los orígenes de ese licor llamado limoncello o limoncino, aunque lo más probable es que haya nacido de manos pescadoras y campesinas cercanas a las costas mediterráneas, amalfitanas y de Capri hace ya unas cuantas centurias.

Pues bien en 533 Punto Gourmet, almacén hacen y venden uno casero que está entre los mejores que por estas lares hemos probado los tomateros

Y con un hallazgo, también ofrecen el mandarinello, por llamarlo de alguna manera, la que por otro así corresponde.

Exif_JPEG_420No sabemos en cuántos otros tenderetes del oficio por nuestras tierras los hay similares, pero el que recomendamos del presente y aquí citado nada tiene que envidiarle a otros mucho más caros que se ofrecen en tienda de Internet, como el italiano Di San Mauro, que este 22 de agosto lo vimos anunciado a 3.480 pesos por botella de menos de tres cuartos.

El que le presentamos estaba ese mismo día a 1.700 pesos y es notable, palabra de tomatero.

¿Dónde?

En Salguero 533, barrio de Almagro, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Fiambres, quesos, vinos, panes y lo que esperan de un establecimiento como ese. Productos de gran calidad a precios razonables.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.