De película: “9mm”, la gaseosa energética de la camorra napolitana

611

En envase con forma de bala una bala 9 mm persuade por su diseño único y un excelente sabor refrescante. El “9mm Energy Drink” representa un cambio óptico bienvenido y con un sabor de alta calidad. Más o menos así dicen las presentaciones publicitarias de ese mejunje, ofrecido en las plataformas de compras en línea.

Contiene: Cafeína: 32 mg/ 100 ml. Taurina: 400 mg/100 ml. Atención: alto contenido de cafeína. Y es no apto para niños, mujeres embarazadas o en lactancia.

Una más entre las ya varias marcas que con mayor o menor éxito han entrado en el mercado de las energéticas, pese a las voces de alerta en su contra surgidas de diversas autoridades sanitarias en todo el mundo; sobre todo porque, pese a las advertencias, se detecta un creciente consumo entre niños y adolescentes.

Sucede que se trata de un negocio gigantesco. Una marca muy vendida en Estados Unidos es Celsius. La poderosa corporación PepsiCo pagó 550 millones de dólares por un porcentaje del 8,5% sobre esa patente y en mayo pasado declaró ingresos por 260 millones de dólares; sólo para el primer trimestre de 2023, el doble que el año anterior.

¿Por qué lo anticipado en el título de este artículo?

Porque, según varios medios italianos, fuerzas de seguridad procedieron a la detención de veintisiete integrantes  del clan Di Lauro, de la camorra napolitana.

Entre los detenidos, procesados y alojados en prisión figuran Vincenzo Di Lauro, hijo del jefe del clan Paolo Di Lauro; el cantante Tony Colombo y su esposa Tina Rispoli, viuda del jefe Gaetano Marino.

Como parte de sus múltiples negocios en los que se entrecruzan legalidad y delitos aparece justamente la marca de gaseosa energética  9mm.

El 14 de junio del año pasado, el diario español El Mundo informaba lo siguiente:

Cosimo Di Lauro, el boss asesino, la mente que desató la feroz guerra entre clanes de Scampia, murió este lunes en la prisión de Ópera de Milán, donde estaba preso desde el 21 de enero de 2005, cuando fue arrestado como instigador de los primeros asesinatos que llevaron a la guerra entre su clan y el ala escindida de Amato-Pagano. Su nombre saltó a la fama como protagonista de Gomorra, de Roberto Saviano. El jefe de la trenza, que vestía chaqueta de cuero y vaqueros ajustados, cuando fue arrestado se convirtió en el primer icono del mal en los tiempos de Internet.

Quien quizás sea el principal dueño de la gaseosa energética 9mm, Paolo Di Lauro, había heredado la jefatura del clan camorrista. Ahora está preso.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.