Un “padre nuestro”, dos “ave Marías” y a escabiar birra en la Iglesia

743

St. Ives es una ciudad costera de Cornualles, en el suroeste de Inglaterra, donde cada año en septiembre tiene lugar un festival dedicado a los músicos y artistas locales. Dos semanas de baile, espectáculos, música en vivo, comida callejera y cerveza, por supuesto.

Este año también decidió participar el sacerdote de una antigua iglesia de la zona. ¿Qué hizo? Monto un expendedor al ladito del altar para tirara birra; y a rezar y escabiar se ha dicho.

La publicación The Drink Business, de Londres, acaba de publicar lo siguiente: Según informes locales, la instalación de un bar en el interior de la iglesia de St. Ives ha sido calificada de acto «profanador» de la iglesia y ha sido criticada por los indignados feligreses, furiosos por la instalación de dos surtidores de cerveza en el interior de este edificio protegido de 600 años de antigüedad.

La curiosa elección del reverendo Nick Widdows no dejó indiferentes a los habitantes de la zona, y sobre todo a la congregación eclesiástica, que consideró el gesto provocativo y un poco blasfemo.

Como miembro de alto rango no puedo evitar protestar contra una barra instalada cerca del altar, la parte más sagrada de la iglesia, dijo a varios medios ingleses Barry Lewis, un creyente y miembro de la congregación.

Durante más de 600 años, desde su consagración, la iglesia ha sido un símbolo de gracia espiritual para toda la comunidad. Ver al párroco fotografiado mientras sirve cerveza con la ropa que suele usar durante la Eucaristía es sencillamente intolerable…profana la memoria de los que murieron por su fe, añadió el indignado parroquiano.

A pesar del malestar entre la comunidad, el reverendo Nick Widdows defendió su decisión e insistió en que se trata sólo de una medida temporal y explicó: La gente siempre tiene opiniones diferentes, así que nunca vas a hacer nada nuevo que sea universalmente bienvenido y aceptado. Algunos de nuestros feligreses no son especialmente fans de los surtidores de cerveza, pero son sólo temporales.

Y añadió: Lo que les digo es que esto forma parte de nuestra manera de acoger a todo tipo de personas en la iglesia. Por encima de todo, queremos que la gente venga y tenga una experiencia positiva de su tiempo aquí. Mucha gente no viene al edificio de la iglesia y, de hecho, si la gente viene y se lo pasa bien en un festival, quién sabe, a lo mejor vienen también para otra cosa cuando lo organicemos.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.