La reina Mayonesa, hecha en casa… y jamás se corta

466

Sabemos todos que la reina de las salsas, doña Mayonesa (o mahonesa, en castellano del otro lado del Alántico, como pronuncian Atlántico los españoles) es un desafío para todo quien decida hacerla en casa y evitar las compradas (algunas excelentes, como es la Arytza): ¡putamadre, se me cortó…!…es decir falló la emulsión de las yemas de huevo con el aceite.

Le robamos al cocinero italiano Carlo Gaiano una receta infalible, pero antes un algo de historia.

La Mayonesa, ¿es francesa o española? Unos dicen que la inventó un chef del mariscal Richeleu durante la invasión a la isla española de Menorca y otros aseguran que esta salsa ya se consumía allí y los franceses la copiaron.

En 1756 las tropas francesas, bajo el mando de Richelieu, sitiaron el puerto de Mahón y su cocinero, para preparar la cena de navidad, inventó una salsa a base de huevo y mantequilla que debía estar sabrosa, no lo ponemos en duda.

La versión española defiende, por otro lado, que el cocinero francés copió la receta del alioli de los mallorquines y le quitó el ajo, algo que parece lógico, pero que tampoco llega a ser determinante.

Si atendemos a la palabra mahonnaise parece venir de mahon-esa, pero hay quienes sostienen que viene de bayonesa en honor a Bayona, o de manier, procesar.

Se sabe que la primera referencia a la mayonesa está en el libro: Manual de la criada económica de 1830. Por tanto, ganaría España, pero resulta que hay otra receta del afamado chef Antonin Carême 15 años antes.

Con Y o con H, francesa o española, la realidad es que esta salsa es adictiva y pasión de multitudes en el mundo mundial.

Ahora sí, la infalible…

3 huevos

50-80 mililitros de agua l di acqua

50 mililitros de aceite de girasol

Sal y juego de limón o vinagre

Entonces…

Que los huevos sean cocidos a punto de duros. Le quitamos sus cascarillas, los partimos y ¡zas!, a la mini procesadora. Añadimos el agua, el aceite, las piscas del jugo de limón, y de sal…Brrrrrrr que la maquinita haga lo suyo hasta el punto cremoso…Y che Mayonesa…¿a que no te cortás?

Todo listo para satisfacer nuestras adicciones de golosos.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.