Un relato breve y una propuesta para huevos e irlandeses

258

Cuentan las historias populares que siglo tiene una costumbre de las campesinas irlandesas que ya poco se: cubrir los huevos recién puestos con una capa más o menos espesa de manteca. Fue esa una técnica de conservación que también tuvo su uso en Inglaterra.

Los tomateros hicimos la prueba, no con huevos recién obtenidos del gallinero sino con una media docena de campo, de excelente calidad.

Embadurnamos por fuera los huevos y los dejamos a temperatura ambiente y al aire libre durante cuatro semanas. Nuestra intención no fue conservarlos – no nos hacía falta para ello esta prueba –sino comprobar si era cierto o no, que hervidos, duros o como se les dice, pasados por agua, guardan un sabor muy especial.

Y así fue. Los hervimos durante tres minutos, los partimos con cuidado y los salamos. E hicimos lo propio con otros que habían sido sometidos a la manteca por fuera.

Y cierto fue que los mantecados nos brindaron  un sabor y un color de yema muy especiales: sabían a cierto tipo de ahumado y eran de rojo más intenso que los otros; y todo gracias a la porosidad de sus cáscaras.

Entonces y ya que estamos por qué no una receta muy irlandesas pero esta vez para huevos guardaos en manteca (o no).

Huevos rebozados (tomada del blog Recetas irlandesas)

Necesitamos…

250 gr. de carne picada; 1 cebolla pequeña rallada; 2 cucharadas de pan rallado; 1 huevo; 1 cucharada de perejil picado; sal y pimienta; 1 pizca de nuez moscada; 4 huevos duros; 1/2 taza de pan rallado adicional; aceite para freír…

Entonces…

Coloque la carne picada, cebolla, pan rallado, la yema de huevo, el perejil, la sal, la pimienta y la nuez moscada en un bol y remueva para que se mezcle bien.

Divida la mezcla en cuatro partes. Con las manos húmedas, tome una porción de carne picada en la palma de la mano y envuelva los huevos uno por uno.

Reboce los huevos envueltos en la carne con clara de huevo poco batida y pan rallado.

Caliente el aceite en una sartén y fría los huevos a fuego medio, 8 minutos hasta que estén dorados y crujientes. Sáquelos de la sartén y escúrralos sobre papel cocina.

Y una cerveza negra…si irlandesa mejor…¡Salud!

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.